Implantes dentales sin hueso

A nadie se le escapa ya, los implantes dentales son la solución definitiva a la pérdida de dientes en pacientes de todas las edades. Si acudes a tu dentista para informarte sobre los implantes dentales te encontrarás con multitud de opciones, de calidades, y de procedimientos aunque siempre te recomendarán lo mejor según tu situación y bolsillo.  Una de las situaciones más comunes es la de pacientes con una pérdida parcial o total de masa ósea, debido principalmente a que ha pasado mucho tiempo desde la pérdida de los dientes. Cuando pasa esto, el hueso, que normalmente se auto regenera constantemente gracias a presión normal ejercida en los dientes cuando masticamos, deja de regenerarse y va desapareciendo. También se puede perder masa ósea por otras causas como por ejemplo, la enfermedad periodontal, osteoporosis, o un tumor en la boca.

Es conveniente, antes de nada, diagnosticar y dar solución al problema causante de la pérdida ósea, o al menos tenerlo controlado. Tras ello, el dentista nos someterá a unas pruebas de imagen consistentes en un TAC dental o Scanner. Y es en ese momento cuando verán la cantidad de hueso existente y las posibilidades que tenemos para hacer el implante. El dentista nos dará todas las posibilidades, con sus pros y contras para tomar la mejor decisión.

En caso de encontrarse con poco o nada de hueso la solución más eficaz, segura y definitiva a día de hoy, son los implantes cigomáticos o pterigoideos, más largos de lo normal, con los que no importa la cantidad de hueso que tengamos, ya que van anclados en huesos de más densidad y dureza como los del pómulo. Estos implantes posibilitan una rehabilitación dental rápida, segura y predecible. La colocación de estos implantes es bastante rápida, y tras la cirugía ya se puede disfrutar de dientes fijos. Los avances técnicos y tecnológicos con los implantes cigomáticos avanzan rápidamente y a día de hoy puede ser la mejor solución.

Otra opción es la de injertar hueso mediante la elevación del seno maxilar. Este permite la reconstrucción ósea y de la encía hasta que permitan la colocación de implantes. El proceso hasta tener dientes fijos es bastante más largo. Aunque la elevación de seno maxilar se hace en una intervención de unos 20 minutos de duración, la formación del hueso nuevo y la integración de éste con los implantes dentales necesita aproximadamente de unos 6 meses hasta su total finalización.

La buena noticia es que ya hay soluciones en implantología para todos los problemas de perdida de dientes existentes, incluso si existe mucha pérdida ósea. Y gracias a las soluciones financieras ofrecidas prácticamente en la clínica dental, cualquier persona puede tener ya una dentadura fija perfecta y prácticamente para siempre si se cuida y se mantiene según las instrucciones del dentista.

En cuando a nuestra recomendación, está claro que cuanto más se tarde en realizar el implante ante una pérdida de un diente, más se complicará la situación y más cara será la solución. Pero sabemos que la mayor parte de las personas que sufren de ello si no van no es porque no quieran solucionar el problema, sino que económicamente creen que no pueden permitirselo. Pero como indicábamos antes, existen ya hoy soluciones financieras de todo tipo, y ya se puede pagar cualquier tratamiento en cómodos plazos mensuales.

Deja un comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.