El bruxismo es el hábito, que se produce de forma involuntaria, de apretar o rechinar los dientes. La consecuencia más notable es el provocar desgaste o sensibilidad de los dientes, y en algunos casos puede provocar dolores de mandíbula, cabeza, cuello y oído.

Por lo general, el paciente no es consciente de éste hábito, y es el dentista mediante la observación del estado de la dentadura del paciente o los familiares en los casos más graves, y a través del ruido excesivo, los que pueden alertar de la aparición del bruxismo. El bruxismo se puede deber a un estado de ansiedad, a factores genéticos, o unido a otras enfermedades como las alergias.

El tratamiento del bruxismo consiste en la colocación de una férula de descarga hecha de silicona, que inicialmente elimina los dolores provocados por el bruxismo, e impide el desgaste permanente de los dientes. A su vez, y dependiendo del daño producido por este hábito, se suelen adoptar otras medidas o tratamientos como la ortodoncia, el tallado selectivo o la reposición de piezas perdidas entre otros. Todo ello siguiendo el tratamiento más adecuado en base al diagnóstico inicial.

Solicita cita ya si crees que puedes estar sufriendo esta dolencia, o si tienes síntomas relacionados con ella, y si resides en La Zubia o en las cercanias de nuestra clínica. Un rápido diagnóstico es esencial.


Valora esta clínica dental: 
Sin votos (todavía)
La valoración sólo será contabilizada si es realizada por pacientes.